BENEFICIOS DE PINTAR MANDALAS

4 BENEFICIOS DE PINTAR MANDALAS

Hoy quiero hablarte sobre mi experiencia con los mandalas para hallar la calma. Hace un par de años descubrí este arte maravilloso, en el que pude combinar mi amor por las artes manuales con la práctica de la meditación. Y es que te confieso que, aunque he intentado varias veces el tema de meditar de forma tradicional, se me hace súper difícil eso de acallar la mente y pensar en una sola cosa, encontrar mi punto de atención… cuando lo intento, sin pensarlo, mi cabeza otra vez está conectada en mil pensamientos… tengo que hacer esto y aquello, no llamé a esta persona, quisiera poder hacer tal otra cosa. Etc., etc.….

Y entonces un día, empecé a colorear mandalas por pura diversión y sin querer, sentí una desconexión increíble, esa que quería encontrar cuando intentaba meditar. Pintando mandalas logré relajar mi mente, acallar mi cabeza agitada y concentrarme en nada diferente al mismo acto en sí, así, hallé mi punto de atención.

Ahora bien, ¿por qué te cuento sobre mi experiencia? Hoy en día, independientemente del tipo de profesión que tengas, vivimos tan acelerados y estresados, que sentimos muchas veces que necesitamos escapar. El tema es que, con las obligaciones diarias, no siempre podemos coger un avión y huir a un paraíso… ¡Ya quisiéramos! Sin embargo, es necesario que encuentres tu propio mecanismo de desconexión. Tu botón de reinicio.

¿Por qué? Necesitamos desconectarnos de vez en cuando para mantenernos enfocados, para descansar mejor. No sé si te ha pasado como a mí, que te despiertas más [email protected] de lo que te acostaste. Necesitas que las cosas te fluyan, aclarar las ideas, estar firme en tus convicciones y propósitos y no dejar que te desconcentre el ruido del estrés diario.

Pero ¿qué es un mandala? ¿por qué pintar un mandala y no otra cosa? Pues la verdad es que, en teoría, el solo hecho de pintar o hacer cualquier arte manual puede generar el mismo efecto. Incluso podrías encontrar tu botón de reinicio o tu forma de meditar activamente realizando cualquier otra actividad. En otro post te hablaré sobre el Mindfulness y la meditación activa, no obstante, empezaré hoy por contarte sobre los mandalas, porque fue la herramienta que mas fácil me conectó  desde mi experiencia personal.

La palabra mandala se puede definir como “círculo sagrado” por esto, un mandala siempre se hace con figuras geométricas y simétricas teniendo un círculo como base. Sus orígenes antiguos provenientes de la India están relacionados con centros energéticos y de purificación. Las figuras producen armonía y al pintarlas, se genera un estado de balance e iluminación. Conectarse a un mandala está ligado con un encuentro personal, e incluso se utiliza como parte del trabajo terapéutico para el manejo de algunas enfermedades.

¿Por qué pintar un mandala como herramienta de meditación activa?

Además de lo que acabo de contarte, donde los mandalas se convierten en un círculo sagrado de energía, existen múltiples beneficios de colorear o dibujar mandalas.

Habilidad para tomar mejores decisiones: Pintar un mandala antes de tomar una decisión importante, o de tener una conversación difícil te ayudará a estar más despejado y sereno, estarás más concentrado y sin influencias externas o de emocionalidades destructivas.

Mejorar tu creatividad: Puedes no ser un pintor experto o no tener habilidades manuales identificadas y, aun así, acoger esta práctica. Te ayudará a alinear y poner en uso tus dos hemisferios cerebrales y a activar fibras que tenías dormidas. Verás que incluso mientras pintas tu mandala encuentras la solución a un problema o te imaginas una solución innovadora a algo que llevabas tiempo dándole vueltas.

Elevar tu nivel de consciencia y mejorar la concentración:estos son beneficios directos de la meditación activa que consigues con la práctica de pintar mandalas. Te darás cuenta de que lograrás una reconexión con tu esencia y tus propósitos.

Descasar mejor: como te lo dije al principio del post, en mi caso, este fue uno de los principales beneficios; pintar un mandala antes de dormir te ayudará a irte a la cama más [email protected], con tu mente en blanco y sin el ruido que nos acosa durante el día, con ello podrás conciliar el sueño y despertar realmente [email protected] al día siguiente.

Por último, te dejo mis recomendaciones sobre esta práctica milenaria para que te animes a pintar tus propios mandalas:

La forma de pintar el mandala: la forma de colorear el mandala tiene un significado especial y la idea es que lo hagas según el propósito. Pintar desde adentro hacia afuera te ayudará a hacer conscientes tus sentimientos y poderlos expresar de mejor manera. En cambio, si lo que quieres es acallar la mente, centrarte, aclarar tus ideas, entonces pinta el mandala de afuera hacia adentro.

Busca tu espacio ideal: colorear o dibujar tus mandalas se vuelve un momento tan íntimo que mi recomendación es que elijas un espacio donde no solo te sientas có[email protected] y tengas todos tus implementos, sino que además se convierta en tu rinconcito sagrado. Tendrás en tu casa un pequeño lugar donde te puedes desconectar por unos minutos y recargarte de energías.

Los colores tienen significados especiales, y hay varias teorías sobre los colores y su significado a la hora de pintar los mandalas.

Se dice que los colores estás ligados a tu emocionalidad de forma inconsciente. Por ejemplo, el rojo se relaciona con prohibición, adrenalina, amor y pasión; el negro con oscuridad, el morado con ambición y poder.

Otra teoría habla de que, según el significado natural del color, se puede usar para reflejar el sentimiento que se desea expresar. Por ejemplo, el amarillo con energía, el azul con tranquilidad, o el verde con naturaleza y salud.

Incluso otros hablan de la relación que existen entre los colores y los chakras y su significado. Este tema es tan amplio e interesante, que en otro post te contaré.

Personalmente me gusta más la segunda, por lo que mi aconsejo es que pintes con los colores que se ocurran de forma espontánea, para que sirvan como catarsis, identifiques, sanes y te alinees con la emocionalidad que este color te evoca.

Elige tu mandala: al igual que el tema de los colores, la selección del mandala perfecto será de acuerdo con tu experticia (si estás empezando, recomiendo que elijas las formas más grandes), pero sobre todo de acuerdo con tu emocionalidad. Recuerda que el mandala refleja los estados de ánimo. Así que, mi recomendación es que lo elijas sin pensarlo mucho, seguramente de forma inconsciente vas a seleccionar el que más estés necesitando.

Como ves, tenemos mucha tela por cortar sobre este tema, así que iré compartiéndote nuevos post más específicos sobre algunos aspectos de los mandalas. Cuéntame si quieres que te hable de algo en particular.

Etiqueta a un [email protected] que le gusta pintar… saludos!!! CV

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *